Loading...

viernes, 21 de septiembre de 2012

Gana millones de euros

Qué cambio de vida; despertarse, y ver que tienes 26 millones de euros en la mano


Estoy leyendo algo de prensa, y me encuentro con este fantástico titular, de el periódico digital -La Vanguardia.com -
" El dueño de un boleto del 'Euromillones' validado en Barcelona percibirá más de 26 millones". ´¡Cinco números dos estrellas, y ....26 millones para el bolsillo¡.

Yo no diré eso de "¡qué suerte¡"...porque no sé,  si habréis leido ese cuento sufí que se refería a esto mismo...¿Buena suerte o mala suerte? Lo resumiré:


Cierto día a un campesino se le escapa un caballo. Su vecino al enterarse, le dice "qué mala suerte". Éste, el dueño, le contesta: Buena suerte o mala suerte, eso sólo Dios lo sabe.

Pasados unos meses, el caballo que se le escapó regresó con otros caballos salvajes. El vecino al enterarse, se apresuró para decirle: ¡Qué buena suerte has tenido¡ Has recuperado tu caballo, y otros más.
Nuevamente éste, le respondió: Buena suerte o mala suerte, eso sólo Dios lo sabe.

Pasados unos días, el hijo de este hombre, intentaba domar uno de los caballos salvajes, cuando se cayó del mismo, y se lesionó una pierna por el efecto de la caída.
Su vecino, volvío a decirle; ¡Qué mala suerte¡ Tú hijo ahora estará mucho tiempo sin poder ayudarte, y tú eres mayor para tanto trabajo.

Como podrás imaginar, le volvió  a responder; Buena suerte, o mala suerte; eso sólo Dios lo sabe.

Pasados unos días, tras el estallido de una guerra o batalla, los soldados iban de aldea en aldea, alistando a todo joven muchacho para ir al frente. Al llegar a esa pedanía, ese joven muchacho, no les servía, por lo que no lo obligaron a alistarse. Se llevaron al hijo del vecino, que estaba completamente sano.
Pronto, se escuchó al vecino decir; ¡Qué buena suerte ha tenido tu hijo¡ No se lo llevan por tener esa lesión, que pronto curará, pero lo ha salvado de ir al frente. Mira en cambio el mío, por estar completametne sano....

Y se volvió a escuchar la siempre voz serena de su vecino: Buena suerte, o mala suerte....eso sólo Dios lo sabe.


Y este cuento, en verdad....no termina nunca.


MI PEQUEÑA REFLEXIÓN

Todos queremos en mayor o menor medida, que nos toque un premio de la lotería. Siempre pensamos en la de cosas que podríamos hacer con ese dinero. A veces, podemos tener sueños egoístas, otros humanitarios o solidarios...Pero realmente, la vida misma merece la pena con más o menos dinero. Yo digo siempre, "la opción existe" y si la opción existe, que nadie se ponga triste. La vida es más bonita que un puñado de monedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada